Los Viajes de Lolo

Cambio de vida

Hace algo más de un año decidí comprar una moto para viajar, ya que siempre había tenido moto de campo pero en mi interior surgía un deseo de conocer mundo de una manera original. Dejar de un lado los aviones y los sitios concurridos y viajar por mis propios medios en pleno contacto con el entorno.

Empecé a indagar y descubrí en internet una importante comunidad de motoviajeros que andaban por el mundo. Al ver esa gente, me empezaron a surgir un montón de ideas en la cabeza y me veía haciendo cosas similares.

Lo primero que me hacía falta era una moto. En casa ya tenía una KTM 300 EXC y su hermana mayor, la 990, me llamaba mucho la atención. Después me empecé a fijar en la R 1200 GS y la verdad que me entraba mucho por los ojos. Después de leer y releer un montón de opiniones en foros y blogs, me decidí a comprar una BMW.

En este momento empezó mi búsqueda, visitaba diariamente las páginas de compra-venta de motos, así como las secciones similares en foros. En una de estas visitas a foros, apareció la que sería mi moto. Según la vi, pensé que si no era esa, tenía que ser el mismo modelo. Era una R 1200 GS Adventure edición 30 Aniversario.  Contacté con el vendedor y antes de tener el carnet A ya la tenía apalabrada.

Quedé con el vendedor que me sacaba el carnet y bajaba a Córdoba a por ella. Mucha gente me decía que estaba loco, que si nunca había cogido una moto de ese tipo, se me haría grande, que debería empezar por algo más pequeño. El caso es que probando la moto, me resultó enorme, pero a la vez muy manejable y eso que llegar al suelo con mi 1,77 no se me hacía nada fácil.

Saqué el carnet A y fui a por ella en el puente de la Constitución, vaya viaje… llegué a casa muy cansado en gran parte debido a la tensión y los nervios. No me daba nada de seguridad el tumbar con ella en las curvas por lo que mi ritmo fue por autovía bastante lento.

img_6090

Primera foto de La Lola

Primeros Pasos

La primera salida por la zona fue con el grupo de moteros de mi pueblo por carretera de montaña y ahí ya empecé a cogerla el aire. Después de esta salida, en las navidades pasadas, marché a Asturias con mi amigo Vicente, allí fue el bautismo de fuego, toco frío, agua, nieve y muchas curvas durante tres días.

Ya en 2016, fueron pasando los meses y cada día me sentía más a gusto con ella, hice más salidas sobre todo por el Sistema Central, zona de Segovia, Ávila, Madrid y Cáceres. Y llegó Junio, primera ruta importante, la Transpirenaica, cinco días de pura moto atravesando los Pirineos… simplemente maravilloso.

img_2533

En la cima del Tourmalet durante la Transpirenaica

Y como esto es un vicio, mi cabeza empezó a maquinar sobre el siguiente viaje y nada, se encendió la bombilla iluminando los Alpes y así fue como  a mediados de Agosto, junto a mi amigo Antonio, partimos en ferry hasta Génova con idea de llegar hasta Bosnia y de vuelta atravesar los Alpes. Fueron diez días de ensueño, cruzando todo tipo de paisajes, descubriendo otras culturas y sobre todo los ALPES; si aún no los has visitado, hazlo. Es el paraíso motero. Hicimos casi todos los puertos importantes como Furka, Grimsel, Novena, Gotardo, San Bernardino, Stelvio y así hasta un total de unos 15, lo que viene siendo una bacanal de curvas y paisajes que quitan el aliento.

 

DCIM100GOPRO

STELVIO

Ya para rematar el año, había quedado con mi amigo Julio de otroenmoto.com para ir a la concentración BMW Riders en Formigal y como la semana después tenía vacaciones marché, esta vez en solitario (mi primer viaje solo y sin duda recomendable) hacia Normandía para descubrir toda esa zona que está impregnada de un momento tan importante de la historia moderna como fue el Desembarco del Día D.

R1200GS in Omaha Beach

Omaha Beach

CAMBIO DE VIDA

Una vez acabado el año, con 20000 km encima y once paises visitados, solo puedo resumirlo con una frase, CAMBIO DE VIDA. Viajar en moto hace aparecer en el interior de uno sensaciones y sentimientos que, por lo menos en mi caso, no habían aparecido antes. El primero es el de libertad, la sensación de levantarte por la mañana y no tener otra cosa más que hacer que montar en moto creo que es la cosa que más feliz me hace en el mundo.

Por otro lado la camaradería que surge con otros moteros al cruzarse o al parar. Siempre hay tema de conversación y vivencias que contar.

Además, la sensibilidad hacia los paisajes, hacia los olores, hacia los colores, se acentúa llegando a sentir de una forma que no conocía.

Y después de este año solo puedo decir que no me arrepiento para nada de haber comprado la moto, mejor dicho, adquirido a La Lola, si no todo lo contrario. Creo que es lo mejor que he hecho nunca y ahora mismo en mi cabeza solo hay un pensamiento y es “¿Dónde será el próximo viaje?”

También tengo la sensación de que hay una cantidad ingente de sitios por conocer y muy poco tiempo para ello y la verdad que me abruma y me hace pensar que el tiempo se escapa, que vuela.

Este año que llega, el 2017, tengo pensado bajar Marruecos en Semana Santa y muy probablemente ir a Cabo Norte en verano, todo se verá. Pero lo que tengo seguro es que haga lo que haga, en moto seguro.

 

10 comentarios en «Cambio de vida»

  1. Manuel

    He sacado el carné en septiembre y directamente he comprado una BMW F700GS que me entregan este sábado; estoy, aunque sin miedo, un poco preocupado por qué es una moto grande y no he pasado como todos me decían un tiempo con una más pequeña así que me ha encantado leer tu post, como te has decidido por una más grande todavía y las buenas sensaciones que te ha dado de manejabilidad. Mi idea es viajar, me gustaría llegar a hacer algo parecido a lo que has hecho tú en 2016. Tengo 54 tacos, no soy un chaval precisamente así que tendré que espabilar… Un saludo y que te salgan tus planes para 2017 !!

    1. Lolo Autor

      Hola Manuel, siempre hay temores pero con paciencia y buena voluntad vas a ver como quedan atras y empezaras a disfrutar con esa moto. Por cierto, ten cuidado con viajar… es muy adictivo, no vas a querer hacer otra cosa. Disfruta mucho la moto y los viajes y gracias por leer el blog!!

  2. Joselbelda

    Impresionante , es exactamente lo que yo siento. Yo hace año y medio no fui tan valiente como tu y me compre una scooter de 300, para confirmar mis deseos de vivir experiencias desde las dos ruedas, en este tiempo llevo 35000 km de carreteras de las provincias de Alicante, Valencia, Murcia y Albacete. Creo que lla ha llegado la hora de dar el salto a una trail, me encantan las BMW. Tu experiencia es un ejemplo para mi, muchas gracias por compartirlo.
    Nos vemos en la carretera. Salu2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *